¿Cómo atraer clientes a tu ecommerce?

La evolución de la humanidad ha estado marcada por hechos históricos que han traído consigo verdaderas transformaciones decisivas y, en muchos casos, globales. Además, significaron avances que hoy día quizás podemos percibir como normales, pero que en su momento representaron verdaderas novedades que vinieron a generar cambios irreversibles.

Es así como la escritura, la imprenta, la máquina de vapor, el teléfono, los automóviles, el avión, la electricidad o el Internet, fueron inventos que llegaron en un momento determinado con intención de quedarse, al menos hasta ser sustituidos por sus versiones mejoradas. En un principio fueron vistos como proyectos con poco futuro, pero posteriormente se convirtieron en oportunidades de cambio y avance para finalmente ser entendidos como elementos necesarios para el progreso. 

Ahora bien, con la aparición de Internet y la proliferación de su uso, se han ido produciendo grandes cambios en los procesos comerciales, facilitando e incluso diversificando las formas de intercambio de bienes y servicios. En el último año, con el confinamiento producido por la reciente pandemia, se ha acelerado el proceso de globalización, así como el incremento del acceso a la información y a las herramientas de comunicación. Sin embargo, no podemos decir que se trate de una consecuencia directa del aislamiento, sino que este fenómeno se ha venido gestando durante la última década con los numerosos avances tecnológicos y el aumento de la producción y comercialización de equipos, programas y herramientas que permiten a más individuos la entrada a un mundo hoy virtualizado en gran medida.

Este proceso de virtualización ha influido en todos los aspectos de la vida diaria, incluyendo los procesos de intercambio de bienes y servicios. En este contexto es donde surge el concepto de comercio electrónico o ecommerce, que puede atraer un gran número de clientes con un plan y las herramientas adecuadas.

La evolución del ecommerce

Esta práctica tiene sus orígenes en el siglo XIX, cuando dos grandes empresas comerciales norteamericanas, como Montgomery Ward&Co y Sears, que comercian muebles, herramientas, electrodomésticos, ropa y en general artículos del hogar y de uso personal,  implementaron la venta por catálogos impresos con fotos ilustrativas de los productos, desarrollando así un sistema para captar nuevos segmentos de mercados que hasta el momento estaban desatendidos y permitiendo a los potenciales compradores escoger los productos en la comodidad del lugar que estuvieran, sin necesidad de trasladarse hasta el comercio.

Sin embargo, el término ecommerce propiamente dicho, comenzó a hacerse popular en 1970, después de incluir el uso de las tarjetas de crédito como medio de pago en el proceso comercial, incorporando primero, aplicaciones de transferencia de fondos monetarios. Posteriormente se incorporó el intercambio de datos vía electrónica (como órdenes de compra y facturas) hasta que finalmente aparecieron las primeras relaciones comerciales llevadas a cabo por Internet, primero entre empresas, y luego entre éstas y los consumidores.

Actualmente existen diversas formas de comercio electrónico según el tipo de entidad que participa en la transacción, siendo las principales las siguientes: B2B (Business to Business); B2C (Business to Consumer); C2B (Consumer to Business); y C2C (Consumer to Consumer).

Consejos para atraer clientes a tu ecommerce

Ahora bien en un ecommerce, como en cualquier otro tipo de intercambio de bienes y servicios, el objetivo final es establecer y mantener una relación adecuada entre la  empresa y el cliente, generando ganancias al proveedor y de manera que pueda satisfacer la necesidad del consumidor. Por tanto, además de crear y mantener una página web con calidad de contenido y fácil de utilizar, resulta esencial el tiempo y el esfuerzo que se dedique a proporcionarle una buena experiencia a los usuarios, de manera que los estimule para completar el proceso de compra. 

Veamos algunas tácticas e ideas para atraer clientes a tu ecommerce:

Optimiza tus comunicaciones

La confianza es un punto clave en un ecommerce. Uno de los principales motivos es porque el cliente, antes de finalizar su compra, no dispone del producto físicamente. Es decir, no puede ver y valorar sus características, por lo que debe de disponer de un buen servicio de atención al cliente que le aconseje y le asista en todo aquello que necesite.

Para ello, debemos contar con las herramientas que permitan establecer un buen sistema de comunicación, no solo externas con los clientes y proveedores, sino también internas entre el personal del propio comercio. De esta manera, podremos optimizar el manejo e intercambio de información, fomentar la colaboración entre los departamentos y sus integrantes, y lo más importante para este caso, garantizando un servicio de atención al cliente de calidad. 

En este sentido, lo más recomendable es contar con un sistema que nos permita gestionar las comunicaciones con nuestro entorno desde una misma plataforma, independientemente del canal de comunicación por el que se produzcan (voz, vídeo, chat…). Además, es importante que se pueda integrar con otros sistemas de la empresa como el Sistema de Gestión de Clientes o CRM, ya que, en el caso de un ecommerce, cuando un cliente llame o escriba preguntando por información como el estado de su pedido, podremos darle esos datos sin necesidad de salir de la plataforma. 

Así, una centralita virtual es la herramienta tecnológica de comunicación idónea para un ecommerce, tanto por las funcionalidades que ofrece, como por las posibilidades de integrarse a los demás sistemas de la empresa, garantizando la eficiencia de las comunicaciones internas y externas y permitiendo la conexión desde cualquier lugar. Al funcionar a través de Internet y encontrarse toda la información en la nube, no se requiere la adquisición de equipos o la instalación de softwares específicos.

Diseña una página web apropiada

La página web de nuestro ecommerce es la cara visible de nuestra marca. Es ahí donde los clientes entran y comparan entre las diversas opciones hasta tomar una decisión. Así, mantener un catálogo de productos y servicios actualizado, que cuente con imágenes que resalten las características del producto y la mención de otros datos como la disponibilidad, precios y medios de pago, es fundamental. Además, es muy importante que la página se encuentre bien posicionada, por lo que debemos asegurarnos de llevar a cabo una estrategia SEO adecuada que nos permita alcanzar las primeras posiciones de los motores de búsqueda.

Prioriza el acercamiento con los usuarios

Se trata de un aspecto fundamental. El fin principal de cualquier empresa debe ser procurar la satisfacción del cliente, sea un cliente actual o potencial. En este sentido, debemos intentar acercarnos al consumidor y crear con él una relación de confianza. De esta manera, fomentamos la fidelización del propio cliente y aumentamos su lealtad hacia la marca. 

En este sentido, una forma sencilla y eficaz de acercarnos a los usuarios es contratar un número 900. El motivo es que llamar a estos números no supone ningún coste para el usuario. De esta forma, les animamos a contactar con nuestra empresa siempre que tengan un problema, ya que la llamada será gratuita para ellos, además de transmitir una imagen de preocupación por ponerles las cosas fáciles.

Por otra parte, diseñar una página web sencilla y que tenga una estructura fácil de entender para el usuario, es otra forma de animarles a volver para consumir los productos de tu ecommerce.

Aprovecha las oportunidades de las redes sociales

Las redes sociales se han convertido en un elemento fundamental en el día a día de las personas. Así, es importante aprovechar todo el potencial y las herramientas que nos ofrecen para dar a conocer nuestro e-commerce. Facebook, Instagram, Pinterest, LinkedIn, Twitter, YouTube, WhatsApp o Telegram pueden ser una buena idea para empezar. Sin embargo, es importante usarlas de forma inteligente para evitar convertir las referencias de la empresa en spam. Debemos generar contenido interesante y útil que motive a los usuarios a dirigirse a la página web de la empresa, y también mantener activa la presencia en dichas redes, interactuando oportunamente con los usuarios cuando sea requerido.

A pesar de que un ecommerce puede permitirnos incrementar nuestras ventas de manera sencilla a través de Internet, no podemos olvidar que existen algunos puntos importantes que debemos tener en cuenta. La competencia en este mercado, ahora que se han popularizado las compras online, es muy grande, por lo que debemos ser capaces de encontrar los puntos clave para diferenciarnos del resto y para atraer clientes a nuestro ecommerce.

[easy-share counters=1 counter_pos="inside" native="no" hide_total="yes" fullwidth="yes" fullwidth_fix="100"]
Narciso-jimenez-martin

Narciso Jiménez Martín

CEO de la agencia creativa Moonlight Marketing, ambicioso de conocimiento y especialista en los pequeños detalles. Amante de la psicología humana y la estrategia militar.

Cita propia: "Aquellos que no luchan por lo que aman, acabaran luchando por todo lo que odian"

Escribir comentario

¿Quieres que analicemos tu página y te enviemos un informe? En él detallaremos las debilidades de tu web. No te cortes, es gratis.

Quizás también te interese...

Ver todos los post

5 sencillos pasos para generar contenido de calidad en un blog

¡Buenas tardes! Esta semana queremos hablar sobre la generación de contenidos en un blog. Hay mucha…
Ver artículo

Aprende a montar un blog: WordPress vs Google Sites

En estos últimos días, me han preguntado muchos clientes sobre cómo montar un blog, porque suelen…
Ver artículo

El Scroll Limit – La fórmula para que una web genere ingresos

¡Hola hola a todos!, después de recargar las pilas en Agosto, empezamos Septiembre con un nuevo…
Ver artículo
 
 

Noticias relacionadas

Ver todos los post