Nuestra filosofía

¿Qué es Moonlight?

Moonlight Marketing es una agencia de Marketing basada la idea de: “la unión hace la fuerza”. Si mentimos nos mentimos a nosotros mismos, porque queremos crecer junto a nuestros socios, queremos que las personas que nos rodeen tengan algo más que una empresa en funcionamiento, sino una felicidad que entregar a sus trabajadores, y que el trabajo y las emociones de todos se convierta en uno sólo. En una empresa

Llevamos empresas hasta el espacio: Tú eres la nave y nosotros parte de la tripulación que te llevará a los planetas.

“Si no estás satisfecho ¿Porqué vas a volver a esa tienda?”

Para nosotros cumplir las expectativas de los clientes es esencial, sino ¿Para qué vas a volverte a pasar por aquí?

“Cada noche vamos a la luna y cogemos ideas nuevas”

Nos encanta crear, es nuestro trabajo al igual que soñar. Creamos ideas con café, un equipo todoterreno y un poco de ilusión.

“Creemos que juntos a nuestros clientes podemos alcanzar grandes metas”

Somos una agencia con el deseo de crecer, y para ello necesitamos que nuestros clientes evolucionen con nosotros

“¡Quizás no seamos los mejores, pero estamos de camino!

El origen de Moonlight

“Hace mucho, mucho tiempo, hubo un reino donde los mercaderes vivían en plena competencia, donde las personas se escondían en los secretos y criticaban de manera pública sin ningún tipo de juicio a los que ellos entendían que eran sus rivales.

Con el tiempo, esta sociedad fue se fue masacrando a sí misma, comenzaron a centrarse en las cifras de sus ganancias y no miraron más allá del mero capricho y placer que ofrecía el dinero.

Por ello, los ciudadanos de este reino comenzaron a cambiar, sus intereses se basaban en mero materialismo, menospreciando el tiempo, esfuerzo e ilusión de los demás sólo por mera agonía de poder.

Con el paso de los años, todo se fue homogeneizando. Ya solo valía lo “más rentable” y la “calidad-precio”, por lo que los artistas locales y los genios tuvieron que buscar la idea de sobrevivir en un mundo blanco y negro, ya que la mayoría de la población sólo miraban por ellos mismos y no les interesaban los trabajos hechos con corazón e ilusión de estos individuos.

 Aquellas personas que hacían evolucionar una sociedad entera y se preocupaban por el bien social eran despreciados por aquellos que sólo se guiaban por el interés y su miedo de ser traicionado.

Pero aquellos individuos sabían que si se iban, el lugar donde nacieron y donde vivieron la mayoría de sus experiencias se extinguiría, todo iba al desastre….

Así que entre aquellos abandonados por aquella agonía, optaron por mostrarles a su reino que podían cambiar, crearon un barco gigante decorando la proa con los sueños y en la vela dibujaron una luna, como señal de que por muy lejos que este el objetivo, todo es alcanzable si uno se lo propone. Se llamaron a sí mismo “Moonlight” inspirados por la luz de la luna a vistas del puerto.Con ese deseo,se lanzaron a la mar.

Cuando volvieron unos años después, se dieron cuenta que la sociedad estaba inmersa en la tristeza, el estrés, el odio… los habitantes estaban tan inmersos en sus propias vidas desconfiando de aquellos que le rodeaban que al final, se perdieron a sí mismo.

Los artistas y genios preocupados por ser demasiado tarde, visitaron a su rey, ya desilusionado y desesperanzado ante un reino que evocaría al completo fracaso.

De este modo, llevaron un cofre con el símbolo de la luna en la parte central y cientos de personas en la parte inferior creando esa misma luna con sus sueños y pensamientos. Al abrir el rey tal cofre esperanzado de que ahí salvaría a su reino, sólo encontró un montón de dibujos hechos por esos artistas mostrando los sueños de habitantes alrededor del mundo, y documentos que describían lo que los genios consideraban importantes para poder cambiar el reinado, inspirado por todos los países que visitaron a lo largo del viaje”.

El rey ante lágrimas y cegado por sus propias ideas les dijo: “¿Pero qué habéis traído? ¡Esto no arregla nada, sólo son meras letras y dibujos!”. Y un artista riéndose le contesto: “Estos dibujos representan los sueños y deseos de aquellos que encontramos en el camino.Todos buscan la felicidad y la unión de ellos con lo que los rodea, no hay apenas ambiciones, no existía ningún dibujo que buscara el mal de nadie, ni ninguna idea que buscara el malestar de nadie por sus propios beneficios, al contrario, las personas felices solo eran aquellas que vivían ajenos a sentimientos negativos, confiaban en ellos mismos por que los que le rodeaban creían en ellos”.

El rey sorprendido pensó el motivo por el que su reino cayó, y no fue por una mala política, por un abuso de poder, o por falta de ética o moral, descubrió que lo que nunca hizo fue unir a su comunidad, nunca trató de romper aquellas falsas mentiras que los “falsos mercaderes” hacían, nunca buscó que su reino se basará en el conocimiento y en el arte, así fue como decidió cambiar las cosas con la poca esperanza que le quedaba…

Desde aquel día, la luna se convirtió en símbolo de aquel reino, y basado en todo lo que encontró en aquel cofre trató de sacarle una sonrisa a aquella luna brillante y humilde.